Actualizado :
Wednesday, November 14, 2007




Ante los recientes fallos pronunciados por la Excma. Corte Suprema en relación a los casos de Vidal Riquelme y Carlos Contreras Maluje, el equipo jurídico de FASIC, se hace un deber manifestar lo siguiente:

Los fallos aludidos importan una grave involución de nuestra justicia en materia de DDHH, haciéndonos retroceder a épocas que creíamos superadas.

Junto a lo anterior, esos fallos implican la responsabilidad internacional del Estado de Chile, toda vez que se violentan normas obligatorias en nuestro país y que vienen dadas por el Derecho Internacional de los DDHH.

En el caso Vidal Riquelme, donde se aplica la prescripción en un crimen de lesa humanidad, para terminar absolviendo a sus autores, la Corte Suprema ha prescindido, por mayoría de votos, completamente de su propia jurisprudencia anterior, y de los principios sentados por la Corte Interamericana de Derechos Humanos en el caso de Luis Almonacid, por el que fuera condenado el Estado de Chile en esa instancia internacional a fines del 2006.

Se ha demostrado en consecuencia un desprecio absoluto por lo resuelto por ese Tribunal Internacional, lo que necesariamente deberá acarrear consecuencias negativas para el Estado de Chile.

En ambos fallos, se puede percibir una absoluta falta de prolijidad en sus contenidos, lo que resiente su solvencia jurídica y seriedad. No es aceptable a vía ejemplar, que un mismo Magistrado, señor Rubén Ballesteros, desconozca la existencia de un estado de guerra interno y no aplique los Convenios de Ginebra, (caso Vidal Riquelme), mientras que asuma todo lo contrario 24 horas después en el otro fallo, reconociendo ese estado de guerra interno , dándole aplicación a esos Convenios. (caso Contreras Maluje). ¿ En cuál de esos fallos simultáneos ese Sr. Magistrado resolvió correctamente ?.

Es inaceptable igualmente, que en el afán de favorecer a los autores de estos crímenes, se recalifique a un delito de homicidio simple el caso de Carlos Contreras Maluje, que es un caso emblemático y paradigmático de secuestro calificado, más aún cuando la propia Corte razona sobre hechos, que encuadran en la figura delictiva de la privación ilegítima de la víctima, por parte de agentes del Estado.

Es tremendamente preocupante que una mayoría circunstancial de la Corte Suprema, califique ambos casos como homicidios, en circunstancias de que los agentes estatales hicieron desaparecer los cuerpos de ambas víctimas, ignorándose hasta el día de hoy el paradero de ambos.

Estos vuelcos de la justicia le hacen un pésimo favor al país, violan la igualdad ante la ley e importan una violación del Derecho Internacional dañando severamente la imagen exterior de Chile.

Con todo, seguiremos empeñados en que la verdad y la justicia prosperen en nuestra Patria y los tribunales retomen el camino ya iniciado por el máximo tribunal

Respaldamos a los Jueces y Ministros que se mantienen firme en sus convicciones y han logrado hacer avanzar la causa de la justicia construyendo desde sus funciones el Nunca Más que toda la sociedad chilena anhela.

Equipo Jurídico


Santiago, 14 de Noviembre 2007.

Lea otras declaraciones

FASIC respalda a juez Cerda: Leer declaración***

Extradición de Fijimori: Lea declaración aquí***

LA REBELDIA Y FUGA DE ITURRIAGA NEUMAN.